¿Por qué Turquía quiere que la visites este verano?

Turquía, es un país diverso y rico en muchos de sus aspectos, desde su belleza natural, su gastronomía, su historia hasta en lo cultural y sus legados artísticos heredados, por tal motivo este maravilloso país desea que los turistas la sigan viniendo a conocer para deleitarse con sus esplendorosas regiones únicas y distintivas.

Como destino turístico, Turquía es insuperable ya que está envuelta al tope en cuanto a la cultura, historia, magníficas playas, bosques verdes y comida deliciosa.

Turquía fue el sexto destino turístico más favorito del mundo en 2019 según la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas (OMT).

Hay una gran cantidad de lugares hermosos para ver y que vale mucho la pena visitar, seleccionamos algunos de los lugares y aspectos más destacados para usted y que sabemos van a animarlo a llegar a este increíble país.

Capadocia

Capadocia es la tierra de las extraordinarias «chimeneas de hadas». Lugar de impresionantes e inmensos grupos de rocas que tienen formas de conos y que han sido el resultado de décadas de formación geológica. En la antigüedad, la gente de estas tierras vivía en cuevas, algunas de las cuales se han convertido actualmente en hoteles modernos. Una de las mejores formas de disfrutar de Capadocia es subiendo a un globo aerostático, pero las caminatas por sus valles son populares, al igual que montar a caballo. Cuando no esté haciendo ninguna de estas cosas, degustar los vinos que se ofrecen y disfrutar de la fotografía de esta pintoresca tierra, sin duda se convertirá en su pasatiempo favorito.

Estambul

Una vez fue la sede del Imperio Otomano, Estambul es la ciudad más poblada de Turquía, es única porque se extiende en dos continentes. El casco antiguo tiene un encanto atemporal, caracterizado por sus mezquitas históricas, palacios y muchos lugares culturales, incluida la Torre de la Doncella en el Estrecho del Bósforo. Esta bulliciosa ciudad es maravillosa y allí el Oriente se entrelaza con el Occidente. Estambul alberga a 18 millones de personas y puede ofrecer una gran cantidad de actividades para todo aquel que la visite.

Pamukkale

Pamukkale, o conocido también como “castillo de algodón», es una formación natural de cuencas blancas llenas de agua rica en calcio. Esta antigua ciudad balnearia romana, en lo que ahora es la ciudad de Denizli  al suroeste de Turquía, cuenta con muchos hoteles y sigue siendo un destino popular tanto para los locales como para los visitantes internacionales.

Islas del Príncipe

Cuando piensas en las islas turcas, lo primero que se nos viene a la mente son las Islas Príncipe cerca de Estambul. De fácil acceso en ferry desde Estambul, las islas son un respiro verde y refrescante del ajetreo y el bullicio de esta gran ciudad.

Luego también están Bozcaada y Gokceada (ambas en Çanakkale), y la isla Cunda, a pocas horas de Estambul en coche. Los centros turísticos del Egeo son populares entre los turistas que buscan una escapada a una isla de pequeña escala, pero también entre aquellos que disfrutan degustar pescado fresco directamente del mar.

Las costas del mar Egeo y del Mediterráneo

Turquía es una península rodeada de mares por tres lados. Los mares del Egeo occidental y el sur del Mediterráneo son especialmente populares durante el verano, sobre todo por su atractiva combinación de temperaturas cálidas del agua, clima confiable y hermoso, una cocina deliciosa y muchos sitios históricos de visita obligada en los alrededores. Los destinos memorables incluyen: Antalya (incluidos Alanya, Kas, Kalkan y más, Mugla (incluidos Bodrum y Datca) y Aydin (Kusadasi). Las costas del Egeo y el Mediterráneo también albergan muchos lugares históricos de visita obligada.

Konya

Konya es conocida como la ciudad del místico poeta sufí, Jalaluddin Rumi, y también fue una vez la capital del Imperio Seljuk. El padre de Rumi se mudó a Konya en 1228 y se convirtió en el director de una madraza. Tras su muerte, Mavlana Jalaluddin al Rumi, conocido por su enseñanza y poesía sufí, asumió sus funciones. Hoy, sus restos están enterrados en un mausoleo en Konya. La población griega de la cercana aldea de Sille tuvo la tarea de cuidar el mausoleo, y en su momento turcos y griegos coexistieron juntos pacíficamente durante cientos de años hasta el intercambio de población en 1922, que instó a las poblaciones regresar a sus tierras natal.

La región del Mar Negro

La región del norte de Turquía del Mar Negro es donde se produce el famoso té del país. Es conocido por su belleza natural y sus frondosos bosques que deben su belleza a los inviernos lluviosos que aseguran que el mundo natural aquí prospere. En esta parte de Turquía, encontrará mesetas en la cima de las montañas, puentes de piedra, iglesias históricas, lagos y muchos monasterios como Sumela, que data de más de 1.600 años y se encuentra a 300 metros sobre el nivel del mar.

Déjanos tu comentario

Abrir chat