Selçuk

Selçuk es una ciudad central del distrito de Selçuk, provincia de Izmir, a 2 kilómetros al noreste del sitio arqueológico de la milenaria ciudad de Éfeso

La investigación arqueológica muestra que los primeros asentamientos que aparecen en Selçuk se remontan a 8 mil años atrás, al período Calcolítico. Sin embargo, la historia más cercana que nos llega de Selçuk tiene mucho que ver con la propia vida de Éfeso y sus habitantes, que comenzaron a abandonar la milenaria ciudad producto del cenegamiento de su puerto, y se fueron estableciendo en zonas aledañas. 

Desde entonces, la historia de Selçuk comenzó a desarrollarse, en especial bajo el dominio de Aydınoğlus y su hijo Isa Bey, a inicios del siglo XIII. Fue entonces que se le dio a la zona el nombre de Ayasuluk (que se dice deriva del nombre Juan, el Teólogo, en griego) y pasó a formar parte de la creciente lista de las conquistas turcas de Anatolia, anexadas luego al Imperio Otomano

El nombre de Ayasuluk se convirtió en Selçuk en 1913 bajo la influencia de la Nacionalidad de los Unionistas, alegando a los turcos selyúcidas de Anatolia. En la época de la Republica Selçuk fue un distrito primeramente ligado a Kuşadası hasta que luego se adhirió a Izmir en 1957. En los años 1950 Selçuk evolucionó en su desarrollo gracias a la carretera Izmir – Denizli, que hizo la ciudad más accesible y vinculada al turismo. La población de Selçuk es de 33 mil 732 habitantes en sus 7 pequeños poblados, según el censo de 2007. 

Hoy en día se puede ver la planicie que remplazó la costa de Éfeso y el mar retirado del antiguo puerto a 9 kilómetros. Los amantes de la historia se deleitan en esta ciudad, en especial en la colina de Ayasuluk, un tesoro vivo de la historia turca, donde se encuentra el Templo de Artemisa, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, la Mezquita de Isa Bey, la Basílica de San Juan y el Castillo de Selçuk

Selçuk es hoy uno de los destinos turísticos más visitados dentro de Turquía, conocido por su cercanía a la antigua ciudad de Éfeso, la Casa de la Virgen María y las obras de arte y arquitectura selyúcidas.

viaurbis.com