Reservar Online!

La Puerta de Heracles

Situada al final de la Calle Curetes, se conoce como la Puerta de  Heracles debido a los relieves del héroe en ella. Fue traída desde otro lugar, en el siglo IV D.C., aunque sus relieves se remontan al siglo II D.C.

Hoy solo quedan los dos lados de columnas y sus otras partes no han sido halladas. La Puerta de Heracles reducía el acceso a la calle, impidiendo el paso de vehículos, por lo que se puede entender que desde el siglo IV la calle se había convertido en una zona peatonal.

En los relieves se representa a Heracles con la piel del león de Nemea, que según la mitología, atacaba los habitantes de la zona y tenía una piel tan gruesa que nada podía penetrarla.  Finalmente, Heracles luchó con el león de cuerpo a cuerpo, matándole por asfixia. Luego se convertiría en el Dios del poder y la fuerza.

Déjanos tu comentario

Abrir chat