Reservar Online!

Termas Romanas en Éfeso

Los Baños de Varius

Al este de la Basílica se encuentran las ruinas de los antiguos Baños de Varius, que datan de la época romana. Se cree que su construcción haya tenido lugar durante el siglo II D.C., mientras que los mosaicos del pasillo de 40 metros debieron ser añadidos en el siglo V.

Estos baños están construidos a base de bloques de mármol cortados y contaban con tres secciones: frigidarium (agua fría), tepidarium (agua tibia) y el caldarium (agua caliente). Las excavaciones en esta área no se han completado todavía.

Las Termas de Escolástica

Fueron construidos en el siglo I y restaurados en el siglo IV por una rica dama cristiana llamada Escolástica. A la izquierda de la entrada este, se puede ver su estatua sin cabeza.

Se piensa que la estructura original fuera de tres pisos, aunque los dos pisos superiores se han derrumbado. Los baños disponen de dos entradas, una desde la Calle Curetes, que es la entrada principal, y la otra desde la calle lateral. Al entrar se ve primero el vestuario (apodyterium) con diez cabañas, luego la sala fría (frigidarium), con su piscina, la sala templada (tepidarium) para relajarse y, finalmente, la sala caliente (caldarium), con un desarrollado sistema de calefacción. La segunda planta debió utilizarse para masajes y exfoliaciones.

Se utilizaban no sólo para la higiene sino también para socializar y discutir los temas de mayor importancia en la vida de la ciudad. En la época bizantina se mantuvo la costumbre de los baños romanos y con la llegada de los otomanos alcanzaron su máxima expresión y ganaron una nueva dimensión.

Las Termas de Constantino o Baños del Puerto

A la entrada del puerto, por la Vía Arcadia, se situaban los Baños del Puerto, construidos en el año 2 D.C., y conocidos también como “Las Termas de Constantino”, pues fueron reparados bajo el mandato de este emperador. Este fue uno de los mayores edificios de Éfeso, con 160 metros de ancho, 170 de largo y 28 metros de altura.

Las Termas del Gimnasio Este

Ubicado al norte de la Puerta Magna, este edificio era en realidad un complejo de baños y gimnasio construido aproximadamente en el siglo II D.C. En el centro, su estructura contaba con enormes salas de baño, rodeadas a sus tres lados por pasillos abovedados para la realización de ejercicios físicos, juegos y charlas y paseos tras los baños.

Déjanos tu comentario

Abrir chat