Reservar Online!

El Templo Domiciano

Ubicado al extremo sur de la calle Domiciano, es la primera estructura en Éfeso dedicada a un emperador. Fue construido en una terraza amplia y ancha sobre cimientes abovedadas de 50 x 100 metros. La parte norte de la terraza debió ser de dos pisos de altura, con escaleras apreciables en la actualidad.

El templo fue construido en un estilo profesional, con ocho columnas en el lado más corto y trece columnas en el más largo, así como cuatro columnas adicionales en el frente. En el lado norte había un altar en forma de U, que hoy se exhibe en el Museo de Izmir.

Fue durante el reinado de Domiciano que un emperador dio permiso para construir un Templo al Emperador, es decir, el permiso de ostentar el “neocoros” por primera vez, lo cual era un gran honor para la ciudad.

Cuando el impopular emperador fue asesinado por su criado, el pueblo rápidamente tomó venganza y borró su nombre de muchas inscripciones. Sin embargo, a fin de no perder su condición de “neokoros”, los efesios dedicaron el templo a Vespasiano, el padre de Domiciano.

Déjanos tu comentario

Abrir chat