Reservar Online!

Éfeso Inicio

Si está preparando por fin uno de sus viajes soñados a la milenaria Éfeso, es probable que le surjan cientos de dudas, más allá de las elementales cuestiones de hospedaje, comidas y opciones de esparcimiento: ¿en qué moneda pagar? ¿dónde cambiarla? ¿en qué idioma comunicarse? ¿qué tipos de conectores o enchufes eléctricos se usan? ¿qué no debo hacer? ¿a dónde dirigirme en caso de emergencia? VIAURBIS le proporciona información general a modo de respuestas y sugerencias a sus interrogantes.

¿Por qué viajar a Éfeso?

Éfeso es una de las ciudades más antiguas del Egeo turco y de toda la zona, milenaria, de un esplendor reconocido más allá de sus mares. Miembro de la antigua liga jónica del Egeo, bizantina y finalmente otomana en su actual yacimiento permanecen en pie, burlando siglos y vientos, verdaderas obras de arte de la arquitectura greco-romana, como la Biblioteca de Celso, el Gran Teatro, el Templo de Adriano o el increíble Templo de Artemisa en sus afueras, éste último una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Éfeso fue también un importante bastión de los primeros tiempos del cristianismo, cuna de santos y discípulos, tierra de innumerables ritos a los dioses paganos que luego asimiló con vehemencia el cristianismo. Aquí vivieron los apóstoles Juan y Pablo, aquí vivió la propia Virgen María y aquí se celebraron importantes Concilios y Consejos Religiosos.

Hoy en día, lo que antes fuera la resplandeciente Éfeso, cuna también de poetas, políticos y artistas, visitado por la reina Cleopatra, es un gran Museo al Aire libre, una ciudad que desafía al tiempo y nos transporta a ratos hacia tiempos remotos en los que podemos apreciar el desarrollo que había logrado alcanzar el hombre por estas tierras, el amor por la belleza y la grandeza.

En los alrededores de Éfeso también hay mucho que descubrir: la hermosa Izmir, la tercera ciudad más grande Turquía, el golfo y maravilloso puerto de Kusadasi, la historia de Selçuk y la colina de Ayasuluk, con la Basílica de San Juan, el castillo, la Mezquita de Isa Bey, el  Templo de Artemisa y la pequeña casa que sirvió de morada a la Madre de Cristo.

Éfeso es un destino preferido por miles de visitantes del mundo entero, una opción imperdible en su viaje a Turquía.

Déjanos tu comentario

Abrir chat