Éfeso: información general

Éfeso fue en la antigüedad una localidad del Asia Menor, en actual territorio turco, ubicada en el extremo del denominado Monte Pion y la desembocadura del río Caístro, con un puerto llamado Panormo, que se fue encenegando con el paso del tiempo, lo que ocasionó la pérdida del protagonismo comercial de la ciudad.  

La última Éfeso se hallaba al este de la colina de Ayasoluk, aunque la ciudad tuvo anteriores asentamientos en toda el área. Miembro de las doce ciudades jónicas del Egeo, Éfeso fue un importante centro religioso, comercial y cultural. 

La ciudad fue muy famosa entre otras cosas por el Templo de Artemisa, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y en general por todo su esplendor e historia que la convertía en importante protagonista de toda la vida, el arte, la arquitectura, la política, la religión y el pensamiento en la región. 

Éfeso fue una de las siete iglesias de Asia citadas en el Apocalipsis y sirvió de morada al Apóstol Pablo, Juan y la propia Virgen María, así como sede de varios Consejos Religiosos. 

Desde hace muchos siglos, la ciudad empezó a perder importancia y sus habitantes se fueron desplazando a otros centros urbanos de los alrededores, por lo que hoy por hoy Éfeso constituye un verdadero Museo al Aire Libre y una de las zonas arqueológicas más grandes del mundo, en dónde continúan las investigaciones y excavaciones científicas e históricas. 

Actualmente pueden apreciarse en el sitio de Éfeso increíbles obras arquitectónicas, como la célebre urbanización de Hipodamos, edificios de todo tipo y monumentos únicos que nos dan una idea del antiguo esplendor de esta histórica ciudad. Miles de turistas recorren hoy sus calles milenarias que conforman uno de los museos-ciudad más espectaculares del mundo. 

viaurbis.com