El Gran Teatro de Éfeso 

El teatro es uno de los edificios más impresionantes de Éfeso. Originalmente fue un teatro helenístico y más tarde fue restaurado, adaptado y ampliado por los romanos, en el siglo I D.C., hasta alcanzar su aforo actual de 25 mil personas.

La cavea tiene forma de herradura de 220 grados y un diámetro de 151 metros y su fila superior estaba a 30 metros por encima de la orquesta. Las escaleras exteriores eran abovedadas originalmente, para facilitar el acceso a las filas superiores.

La skene, cuyas ruinas se ven hoy en día, es un ornamentado edificio de tres pisos de la época romana. No quedan elementos apreciables de la época helenística en la construcción de los escenarios.

La fachada se divide en muchos nichos llenos de adornos y motivos. La planta baja de la skene consistía en un largo pasillo con 8 habitaciones y cinco puertas grandes que llevan al escenario.

Fue en este teatro donde San Pablo predicó a los efesios y de ese día se dice que un orfebre llamado Demetrio y sus compañeros artesanos provocaron una protesta pública en contra de Pablo, al grito de "¡Grande es Diana de los Efesios!". Según algunos, esta actitud se debía al temor de estos trabajadores a que el cristianismo les fuera a agotar su negocio de vender estatuas de Artemisa a los peregrinos.

El Gran Teatro está situado en la ladera de la colina Panayir, frente a la calle del puerto, muy fácil de distinguir si se toma la entrada sur de Éfeso. Fue utilizado no sólo para conciertos y obras de teatro, si no también para discutir temas religiosos, políticos y filosóficos y peleas de gladiadores y de animales.

viaurbis.com